LO ÚLTIMO DEL

Kia Sportage

Kia Sportage 2018por Sara Soria

El modelo más vendido de Kia en todo el mundo se actualiza. Como dato curioso, el año pasado el fabricante coreano vendió un Sportage cada 69 segundos. Tres años lleva a la venta la cuarta generación de este todocamino compacto y llega el momento de un lavado de cara para seguir manteniéndose en lo más alto del ranking. En 2017 se vendieron 131.783 unidades en Europa pasando a ocupar la séptima posición en la lista de SUV compactos más vendidos en este continente.

Con estos datos nos hacemos la idea de que para este fabricante el Kia Sportage no es un modelo más. Su éxito ha ido creciendo desde que se lanzó por primera vez al mercado en 1993 hasta llegar al momento actual donde los todocaminos están claramente de moda. Sólo en España las matriculaciones de SUV de tamaño medio crecieron un 22,5% en el mes de junio.

¿Cuáles son los cambios en el Kia Sportage de cuarta generación? Nos hemos ido hasta Frankfurt (Alemania), a la sede de Kia en Europa, para conocer de cerca el renovado todocamino que se pondrá a la venta en España el próximo mes de octubre. De momento no se han comunicado los precios.

Destacan las mejoras en diseño exterior e interior, gama de motores adaptados a la nueva normativa de contaminación a la que se añade un diésel híbrido ligero (mild-hybrid o microhíbrido) EcoDynamics+, nuevas ayudas a la conducción y sistemas de infoentretenimiento. Los cambios no afectan a sus dimensiones exteriores, de interior y maletero. Aquí puedes leer nuestras impresiones de la cuarta generación del Kia Sportage. En este otro enlace comparamos el Sportage con otros SUV compactos de moda.

Algunos cambios estéticos

El rediseño del Sportage ha estado dirigido desde el centro europeo de Kia en Frankfurt, apoyado a su vez por los centros de diseño que la compañía tiene en Namyang (Corea) y en California (EEUU). Su equipo de diseñadores ha decidido centrar los cambios en el paragolpes que tiene un nuevo alojamiento para los faros antiniebla. También incluyen inserciones y un acabado brillante negro o cromado.

A partir de octubre el Sportage añade un marco negro mate o brillante a su distintiva parrilla, nuevos grupos ópticos con luces diurnas de cuatro puntos y faros antiniebla con mayor luminosidad. La parte trasera también se rediseña con un nuevo paragolpes en el que se integran las luces de marcha atrás y los reflectores. Las mejoras se completan con nuevos diseños de llantas de aleación de 16, 17 o 19 pulgadas y cinco nuevos acabados de pintura.

Las mejoras también afectan a la versión GT Line -10 mm más larga (4.495 mm) debido a su paragolpes específico-. Se identifica por su parrilla negra brillante con faldones en color plateado; inserciones cromadas en el paragolpes delantero, molduras laterales y en el portón trasero; por sus llantas de 19 pulgadas; su difusor trasero con dos salidas de escape y los pilotos de niebla rediseñados.


Dentro del habitáculo, las mejoras las encontramos en un nuevo volante de tamaño contenido y más suave al tacto, salpicadero y nuevo diseño de las salidas de ventilación. La versión GT Line añade de serie asientos negros con costuras rojas.

Motores que cumplen la nueva normativa de emisiones

En septiembre entra en vigor la nueva normativa de homologación de consumo WLTP con pruebas en condiciones más reales que el ciclo NEDC utilizado hasta ahora. Y esta situación, previa a la llegada de la normativa Euro 6d TEMP en 2019, está provocando que los fabricantes tengan que actualizar sus motores. En el caso del Sportage, todos sus motores cumplen ambas normativas.

A partir de octubre la gama del Sportage estará formada por dos motores de gasolina, un 1.6 GDI con 132 CV y 160 Nm de par asociado a un cambio manual de seis velocidades y a un sistema de tracción delantera, y el 1.6 TGDI con 177 CV y 265 Nm disponible tanto con cambio manual de seis velocidades, automático DCT de doble embrague con 7 marchas, tracción 2WD o 4WD.


En cuanto al apartado diésel, se podrá elegir entre un 1.6 CRDi de 115 CV con 280 Nm o 136 CV con 320 Nm (reemplaza al actual 1.7) y el nuevo 2.0 CRDi EcoDynamics+ 'R' de 185 CV y 400 Nm de par, con cambio manual o automático AT de ocho velocidades y tracción a las cuatro ruedas. Este sistema también se ofrecerá con el motor diésel 1.6 CRDi en 2020.

Primer modelo de Kia con sistema mild-hybrid

Y es en este motor donde está la principal novedad de la gama Sportage 2018 porque se trata del primer sistema de propulsión diésel híbrido ligero de Kia. Este sistema se caracteriza porque el motor de combustión se ve apoyado por un sistema eléctrico formado por un alternador y motor de arranque (Mild-Hybrid Starter-Generator MHSG) y por una batería de 48 voltios situada bajo el suelo del maletero (con un total de 439 litros, pierde 41 litros con respecto al 1.6D con kit movilidad).

La potencia que genera esta pequeña batería de iones de litio se utiliza en el arranque y como ayuda en la aceleración. Cuando se produce una deceleración, bien al frenar o al retener en una pendiente o acercarnos a un cruce, el sistema cambia de modo ‘motor’ a modo ‘generador’ para recuperar energía y almacenarla durante la marcha. Una avanzada unidad electrónica de control es la que se encarga de calcular la forma más eficiente de utilizar la energía disponible.

+